Papa Benedicto XVIEl Papa Benedicto XVI dio su primera misa en Cuba en la plaza Antonino Maceo de Santiago de Cuba con la presencia de Raúl Castro y dirigentes de la iglesia en Cuba. El papa que antes de llegar a la isla había dicho que el “comunismo” ya no responde a la realidad del mundo en su discurso de hoy pidió que dios guie a los cubanos por los caminos de “la justicia, la paz, la libertad y la reconciliación”. Mas adelante el Papa continuo diciendo “Llevo en mi corazón las justas aspiraciones y legítimos deseos de todos los cubanos, dondequiera que se encuentren, sus sufrimientos y alegrías, sus preocupaciones y anhelos más nobles, y de modo especial de los jóvenes y los ancianos, de los adolescentes y los niños, de los enfermos y los trabajadores, de los presos y sus familiares, así como de los pobres y necesitados.” refiriéndose claramente al exilio.

El arzobispo de Santiago de Cuba Dionisio García Ibáñez también dio la bienvenida al Papa y recordó al fallecido arzobispo de Santiago, Pedro Meurice quien cuando la visita de Juan Pablo II critico duramente al gobierno cubano. Dionisio García Ibáñez dijo que la búsqueda de un futuro mejor para Cuba “se ha visto oscurecido por los egoísmos, la incapacidad de diálogo y de respeto al otro, la presencia de intereses ajenos a los nuestros, la exclusión y la intolerancia, el acentuar las diferencias, hasta llegar a ser irreconciliables, en vez de buscar las coincidencias que nos animan a caminar juntos.”. El Papa Benedicto XVI viajara mañana a Ciudad de la Habana donde se reunirá con Raúl Castro y muy probablemente también con Fidel.