En Miami existen varias agencias de viajes a Cuba, que con las nuevas aperturas del gobierno de Obama y la última decisión de un juez federal están como en una luna de miel y prestos a recibir grandes ganancias de este lucrativo negocio que es el sufrimiento de los cubanos. Estas agencias son las beneficiadas por el gobierno de Cuba quienes deciden con que compañías operan en los Estados Unidos, practica completamente normal en el mundo entero pero con la diferencia que Cuba pone altos costos e impuestos y esto hace que los precios de los pasajes sean excesivamente caros un pasaje a Cuba cuesta alrededor de 500 dólares lo cual es inaceptable dada la corta distancia del viaje.

Estas agencias esperan que los cubanos viajemos a Cuba más seguido y por la tanto sus ganancias aumenten considerablemte cosa normal para un negocio, pero estas agencias están haciendo dinero bloqueando cualquier competencia, como ellas son las únicas con licencia para operar pues no hay competencia y por lo tanto los precios no bajan, son como una pequeña mafia, por eso lo que deberíamos hacer los cubanos que vivimos en Miami es presionar para que esos precios bajen, entiendo el drama familiar que todos tenemos pero estas agencias nos roban descaradamente, deberíamos dejarles ver que no estamos dispuestos a que nos sigan robando.