A sus 21 años, Julio Pablo Martínez un prospecto cubano pudiera ser contratado por los Rangers de Texas, y recibir por ello un bono de $3 millones de dólares, siendo el mayor para un pelotero cubano luego del nuevo acuerdo laboral que impuso fuertes restricciones en el uso de fondos para el mercado extranjero.

La noticia pareció confirmarse este miércoles, cuando los Rangers recibieron $350,000 de dinero internacional procedente de Cincinnati que se sumaron a una cifra superior a los $2 millones que convirtieron al equipo de Texas en la organización con más fondos disponibles de la temporada.

Martínez que había jugado cinco Series Nacionales era un agente libre, sujeto a las restricciones del nuevo convenio salarial, que impone una cantidad estipulada a gastar para cada club en el mercado internacional, a diferencia de otros momentos cuando los clubes estaban dispuestos a pagar una penalidad.

Hasta el 6 de marzo el cubano no podrá hacer efectivo su acuerdo; pero de elegir otro conjunto deberá esperar hasta el 2 de julio, cuando se abre un nuevo ciclo de firmas.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En enero el jardinero cubano estuvo de visita en Florida, y realizó howcases para los Marlins y los Yankees, pero el equipo texano acudió en masa a verlo de cerca en República Dominicana.

En 2016, Martínez era integrante de la escuadra de las Águilas de Trois-Rivieres, de la Liga Independiente Can-Am, pero decidió que debía buscar nuevos horizontes y rompió con el béisbol cubano.

Para la Can-Am promedió .298 con siete cuadrangulares y 21 remolcadas, llamando grandemente la atención, como una figura prometedora que podía llegar a Grandes Ligas.

(Con información de El Nuevo Herald)