El régimen cubano continúa castigando a los deportistas en la Isla, nunca aprenden la lección, pero esta vez han llegado al límite de la crueldad. Las autoridades acusan a Luis Dariel Serrano Rodríguez, joven prospecto del béisbol cubano, de intento de salida ilegal de Cuba.

El muchacho, que se desempeñaba como tercera base de Sancti Spíritus, fue sancionado a dos años sin poder jugar en Series Nacionales, puesto que trató de viajar con su pasaporte extranjero para recibir tratamiento por la epilepsia que sufre.

Serrano de 23 años de edad, es epiléptico. En agosto de 2016 se vio obligado a abandonar la Serie Nacional de Béisbol; el joven fue hospitalizado en su provincia, Sancti Spíritus, de acuerdo a una misiva que dirigió a la ciudadanía.

En dicho centro hospitalario le entregaron un certificado médico, que indicaba que “por el cuadro médico que presentaba no podía jugar” béisbol.

En septiembre de ese mismo año tuvo que trasladarse a la capital cubana, puesto que el tratamiento en su provincia no resultó, una vez en La Habana recibió atención en el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN), donde al joven pelotero le realizaron varios estudios, le cambiaron el tratamiento y siguieron la evolución de la epilepsia, comenta el deportista.

Sin embargo, su estado de salud no tuvo mejoría, al darse cuenta de esto el muchacho se desesperó, pues no estaba en condiciones de jugar, por lo que relata, “ al saber que yo no podía seguir jugando tomé la decisión de sacar pasaporte y solicitar visado en la Embajada de Haití para viajar (y) en el mes de enero de 2017 pedí a la Dirección Provincial del INDER en mi provincia la baja del deporte por la enfermedad (epilepsia), pero el director del INDER Provincial, Manuel Bermúdez Izquierdo me dice que no me da la baja por ese motivo, porque yo lo que quería era salir del país para jugar en las Grandes Ligas”.

El joven pelotero cubano afirma que en la primera quincena de enero se presentó en el aeropuerto con su pasaporte y visado, pero Emigración le dijo que él tenía una regulación del servicio militar. Luis Dariel fue hasta su municipio a recoger la baja del S.M.G.; ya que en Cuba el servicio militar es obligatorio para todos los varones.

En febrero arribó nuevamente al aeropuerto, y entonces le comunicaron que él tenía una restricción que le impedía viajar, no obstante no le explicaron el motivo. El muchacho investigó, hasta que supo que el impedimento procedía del INDER.

Serrano califica como falsa la acusación de la Dirección Provincial INDER. “Me citaron”- al regresar a Sancti Spíritus – “y me dijeron que yo estoy sancionado por dos años sin jugar por salida ilegal del país”.

El joven estuvo un año y dos meses inactivo, y se sintió muy frustrado, por lo que se dirigió a la Vicepresidencia de Actividades Deportivas en La Habana, para solicitar la desregulación del INDER, pero ellos no la autorizan. Luis Dariel argumenta: “Ellos pudieron comprobar a través de la Comisión Provincial de Béisbol de mi provincia que yo estoy cumpliendo una sanción por indisciplina grave (intento de salida ilegal del país) de 2 años y además sigo siendo de interés para el alto rendimiento de la misma, por lo cual no se autoriza mi desregulación hasta el momento”.

“¿Por qué se me sanciona por salida ilegal del país?”, cuestiona el joven pelotero cubano en su carta a la ciudadanía, y ratifica que él tan sólo quería atenderse a causa de su enfermedad, ya que los tratamientos que se le hicieron a nivel nacional no le han permitido una mejoría.

(Con información de Martí Noticias)