El opositor cubano Daniel Llorente cumplirá el próximo 1 de mayo, un año prisionero en el hospital psiquiátrico de La Habana, allí fue recluido hace prácticamente un año, por haber corrido delante del “ex gobernante” Raúl Castro con una bandera estadounidense.

Según el hijo del disidente quien lo visita frecuentemente en el hospital para enfermos mentales, su padre podría ser liberado pronto.

El pasado miércoles, Eliécer Llorente comenta que supo de rumores acerca de que su padre pueda ser liberado, en su última visita a “Mazorra”, como se le conoce al Hospital Psiquiátrico de la capital.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Tanto el activista como su hijo creen firmemente que fue llevado al centro psiquiátrico en represalia por haberse manifestado frente a la tribuna desde donde Castro presidía el desfile del Día del Trabajo.

“Estaban diciendo ahí (en la sala donde está) que querían soltarlo después del 1 de mayo. Vamos a ver si es verdad (…) los enfermeros, los doctores, toda esa gente ahí lo está diciendo, lo están comentando”, afirmó Eliécer.

Llorente hijo explicó que el opositor no está siendo medicado, aunque un informe de medicina legal emitido en julio pasado decía que el disidente “es agresivo y está enajenado”, en la actualidad se desconoce el supuesto diagnóstico por el cual Llorente padre continúa ingresado en ese hospital.

Llorente ha declarado que se considera “un secuestrado” de Raúl Castro, el hijo del activista no se ha cansado de pedir ayuda para que su padre sea liberado.

“Que sigan apoyando a mi papá para ver si se puede acabar de lograr su libertad, para poder verlo en la calle”, pidió el muchacho.

En referencia a Miguel Díaz-Canel, quien ahora juega un rol de una especie de administrador sin mucho poder al frente del Consejo de Estado y de Ministros, Eliécer Llorente expresó: “decirle al nuevo presidente de nuestro país que saque a los presos políticos, en este caso a mi papá, y que no veo ninguna razón para que deba estar más tiempo ahí”.

The Washington Free Beacon declaró a Daniel Llorente en 2017 el “hombre del año”, y lo nombró como “El Hombre de la Bandera”; él es disidente independiente, no forma parte de ningún partido opositor en la Isla.

(Con información de Martí Noticias)