El hijo de «El divo de Juárez» designado por voluntad del cantante como su único heredero busca vender una gran cantidad de propiedades del sur de Florida que tenía Juan Gabriel, mientras que dos de sus supuestos hermanos están peleando en la corte por su pedazo de pastel de las lujosas casas.

El cantante mexicano murió de un ataque al corazón en su casa en Santa Monica, California, en agosto de 2016.

El intérprete de “Amor Eterno” y “Querida” dejó activos valorados en $ 30 millones, que incluyen más de 30 propiedades en México y en varios estados de EEUU.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Por otra parte, aunque en su testamento aparecen cuatro hijos, diversas biografías del artista consideran que tuvo seis.

La falta de claridad en relación a su vida privada ha dado lugar a demandas, incluida una en el Condado de Broward presentada en septiembre de 2016.

El verdadero nombre de Juan Gabriel, era Alberto Aguilera, el único heredero del cantante lleva su apellido, Iván Aguilera.

Mientras se libra la demanda, el heredero de la superestrella ha estado tratando de vender las cuatro propiedades adyacentes de su padre, en Southwest Ranches.

Unos 30.8 acres están a la venta en 13900, 13920 y 14080 Stirling Rd. y en la cercana Hancock Road, según los registros de bienes raíces.

A principios de 2018 fueron puestas a la venta por Iván, de manera individual las siguientes propiedades: 13900 Stirling Rd. es un lote vacante a la venta por $ 2.5 millones; 13920 Stirling, con una casa con 12 habitaciones y nueve baños, se ofrece por $ 4,7 millones; 14080 Sterling tiene una casa más pequeña y está en el mercado por $ 1 millón.

No hay una ficha oficial para la propiedad vacante de Hancock Road, pero se venderá a un comprador dispuesto a llevar todo el paquete.

Los registros muestran que Juan Gabriel compró las parcelas pastorales a mediados de la década de 2000.

El agente de bienes raíces con los listados no devolvió las llamadas para hacer comentarios, señala el Miami Herald.

En 2013, Juan Gabriel causó cierta controversia al reclamar una exención de impuestos agrícolas para las propiedades, en un intento de reducir sus impuestos a la propiedad. Él basó el tipo de solicitud reservada para granjeros y productores al reclamar la presencia de 15 cabras y cinco vacas en la tierra.

Su exención fue rechazada, según los registros, y su patrimonio ahora está pagando más de $ 100,000 al año en impuestos a la propiedad, subraya el diario miamense.

(Con información de Miami Herald)