El gobierno de Cuba no escatima en esfuerzos para hacer propaganda en contra de los cubanos de Miami, sobre todo contra aquel exilio histórico los más mayores y los primeros que llegaron a Miami. Quien mira el problema fríamente piensa que existe un Odio mutuo muy grande, el gobierno de Cuba acusa a los exiliados de Miami de traidores, intransigentes y de ser enemigos de Cuba. Pero como es costumbre del Gobierno de Cuba todo tiene una doble cara, el exilio cubano o la inmigración de cubanos a Miami se ha convertido en una alta fuente de ingresos para el gobierno de Cuba, este gobierno exprime a sus ciudadanos cubanos por el hecho de vivir en Miami.

El exilio cubano se ha convertido en una industria que genera miles de millones de dólares a Cuba, por ejemplo: los viajes a Cuba desde Miami se han incrementado y aunque han bajado su costo sigue siendo alto, las agencias que operan estos viajes a Cuba desde Miami tienen que pagar casi la mitad del dinero por cada asiento vendido al gobierno de Cuba, de ahí que los precios sigan siendo tan altos, las compañías charters tienen que pagar grandes sumas de dinero por los derechos de aterrizaje en Cuba, el pasaporte cubano tiene un costo de 460 dólares y tiene que ser renovado cada 2 anos a un costo de 200 dólares lo que lo convierte en el pasaporte más caro del mundo y el mas inútil por cierto, Los envíos de dinero a Cuba desde Miami son penalizados con hasta un 20% dinero que va a parar a manos del gobierno de Cuba. Por todas estas razones el gobierno de Cuba no puede vivir sin los cubanos en Miami, algunos estudios estiman que el gobierno cubano recibe alrededor de cuatro mil millones de dólares gracias a los cubanos en Miami.