El régimen ha entregado un desglose detallado de sus actividades económicas anuales, por primera vez en este siglo.

El resumen data de 2016, y fue publicado en internet por la Oficina Nacional de Estadísticas, entre junio y julio, omitiendo un capítulo que habitualmente entrega detalles sobre Producto Interno Bruto, exportaciones y la oferta de dinero, de igual modo datos sobre la deuda.

Los detalles a veces se entregan unos meses después, pero en 2017 no se concretó.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba


Reuters, intentó consultar a la Oficina Nacional de Estadísticas sobre la omisión, sin embargo no respondió.

La mayoría de los analistas quedaron sorprendidos en diciembre pasado, cuando el Gobierno cubano, anunció que la economía del país se había expandido un 1,6% en 2017, repuntando tras una recesión el año anterior.

Según Moody’s y la Unidad de Inteligencia Económica, la recesión continuó en 2017, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), estimó un anémico crecimiento de un 0,5%.

Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de economía de la Universidad de Pittsburgh y autor de numerosos libros sobre la economía de la Mayor de las Antillas, dijo: “El retraso anormal en los indicadores macroeconómicos para 2016 plantea duda sobre la estimación oficial del crecimiento del PIB en 2017”.

“¿Cómo es posible que las autoridades puedan divulgar esa estimación a finales de diciembre y no entregar todas las cuentas nacionales para 2016 más de un año después?”, añadió.

Desde 2014, los ingresos en moneda extranjera en Cuba han caído en miles de millones de dólares desde que los precios mundiales del crudo y otras materias primas se hundieron.

El Gobierno cubano está ocultando malas noticias, advierten tres economistas cubanos.

Uno de ellos, pidiendo anonimato debido a la prohibición de hablar con periodistas extranjeros sin el permiso del régimen, dijo: “Cuando las cosas van mal la respuesta del Gobierno es esconder información”.

“En 2016 la divulgación del capítulo (sobre la actividad económica clave en 2015) fue retrasada hacia finales de noviembre, ahora ya estamos en enero”, argumentó la fuente.

(Con información de Reuters)