Tras pegar un hit en el tercer inning del juego preparatorio contra los Rangers de Texas, el primera base de los Medias Blancas de Chicago, José “Pito” Abreu sintió molestias en su muslo izquierdo, y fue sacado del partido el martes por rigidez en el tendón de la corva derecha.

El cienfueguero de 31 años, confesó que sintió un “pinchazo”, mientras se preparaba para jugar.

La franquicia de Chicago sigue con atención la condición del cubano, quien tuvo que abandonar el juego de entrenamiento el martes, por haberse lastimado el tendón en su muslo izquierdo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El manager de los Medias Blancas, Rick Rentería dijo: “tal vez solo fue un estiramiento ligero. Él estará bien. Estamos confiados que podremos contar con él en los próximos días”.

“Gracias a Dios, me siento bien”, explicó Abreu en la sede de Chicago en Arizona, recoge El Nuevo Herald.

“Aunque no me agrada estar en esta posición y no me gusta estar en la sala de preparación, sé que los muchachos están haciendo su trabajo para mantenerme en la mejor forma posible. Me siento bien ahora mismo”, añadió.

El estelar en lo que va de Spring training, ha bateado 9 imparables en 42 turnos, para un promedio de .214, con 7 carreras impulsadas y 2 jonrones.

Lo cierto es que “Pito” se perderá casi todo lo que resta de la primavera de los Medias Blancas antes de que el conjunto visite a su sucursal de Triple A en Charlotte.

Mientras por su parte, “El Yuli” Gurriel de los Astros de Houston fue operado a fines de febrero de su mano izquierda, y aunque ha estado en recuperación, se ha repuesto rápidamente, y el diario miamense dice que podría estar con su equipo en alrededor de seis semanas, después de saberse que ya se encuentra fildeando roletazos en West Palm Beach.

(Con información de El Nuevo Herald y Martí Noticias)