El opositor cubano, Daniel Llorente, logró contratar a una abogada, ya que está recluido en “Mazorra”, hospital psiquiátrico de La Habana, desde el 1 de mayo, sin juicio.

Llorente, que no es miembro de ningún movimiento opositor en la Isla, corrió con una bandera de Estados Unidos en el desfile habitual del 1 de mayo, efectuado en la Plaza de la Revolución, frente a Raúl Castro y otros dirigentes de la cúpula castrista.

Su hijo, Eliécer Llorente dijo a Martí Noticias: “Ya encontramos una abogada, hasta ahora nadie quería coger el caso de mi papá porque es un caso político”.

Esta buena nueva para el opositor cubano, podría poner fin a un limbo legal que incluye meses de reclusión en el centro psiquiátrico.

Llorente luego de ser detenido violentamente en mayo pasado, estuvo encarcelado varios días en el Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) y luego fue trasladado a “Mazorra”.

El hijo del disidente cubano declaró que a petición de la abogada ha solicitado al centro médico un reporte sobre el estado de salud mental de su padre; y la doctora le explicó que el trámite demora aproximadamente una semana.

En junio pasado, un dictamen médico fue emitido de la institución y declaró inexistentes los problemas de salud mental que llevaron al régimen a ingresarlo allí.

Pero en julio, un documento emitido por Medicina Legal indicó que Llorente era agresivo y estaba enajenado, detalló Eliécer Llorente.

“La abogada me dijo que ellos aplican ahora la suspensión del caso de mi papá porque si él no tiene problemas mentales no tiene razones para estar ahí, lo que hasta ahora no teníamos a nadie que nos ayudara legalmente”, comentó el hijo del opositor.

(Con información de Martí Noticias)