El déficit comercial de los Estados Unidos se expandió un 5% en enero de 2018 a un valor de $ 56,600 millones. El déficit en octubre subió al nivel más alto de los últimos nueve meses. Era más amplio que los números proyectados que pronosticaban los economistas, dio a conocer el martes el Departamento de Comercio.

Los precios más altos de las importaciones de petróleo, y el aumento significativo de los productos chinos, mexicanos y de la Unión Europea, junto con una disminución de las exportaciones estadounidenses de soja y aviones civiles, todos contribuyen a las cifras actuales.

En enero, las exportaciones bajaron 1.3% alcanzando $ 200,900 millones, mientras que las importaciones se mantuvieron igual en $ 275,000 millones.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El Departamento de Comercio también revisó al alza la cifra del déficit de septiembre a $ 44.9 mil millones.

Las exportaciones estadounidenses totalizaron $ 195.9 mil millones en octubre, alrededor de $ 100 millones menos que en septiembre, mientras que las importaciones llegaron a $ 244.6 mil millones, un aumento de $ 3.8 mil millones respecto del mes anterior. El mayor aumento en las importaciones de petróleo en tres años se vio compensado por la disminución de los teléfonos celulares, los chips de computadoras y otros productos relacionados con el consumidor. Esas importaciones generalmente caen después de la temporada de compras navideñas.

El déficit comercial de Estados Unidos aumentó a $ 56,6 mil millones en enero desde $ 53,9 mil millones en diciembre, dijo el miércoles el Departamento de Comercio.

Los economistas encuestados por MarketWatch habían pronosticado una brecha de $ 55.2 mil millones.

El presidente Donald Trump prometió reducir el déficit comercial de los EEUU en su primer año en el cargo. Sin embargo, la brecha comercial es la más alta en nueve años, de $ 566 mil millones.

(Con información de Mundo Hispánico)