Delta Airlines vuela tres veces al día hacia La Habana desde Nueva York, Miami y Atlanta.

“Por el momento vamos con pasos pequeños. La Habana es un mercado muy grande y ya que estamos en esta ciudad, estamos trabajando su mercado. Para el mercado interno se requiere un análisis más exhaustivo de historial de número de pasajeros, los días que viajan, y estamos esperando que haya un poco más de información para tomar una decisión. Nos interesa expandirnos y eso va más allá de La Habana”, refirió Zapata, representante de la línea aérea para Centroamérica y el Caribe.

“El público cubano está contento porque es un servicio diario a muy buenos precios.” señaló Zapata.

“Hemos tenido mucho apoyo de las autoridades cubanas, las cuales han sido muy trasparentes brindándonos toda la información. Independientemente de que muchos procesos han sido un poco más lentos con respecto a otros países, estamos muy contentos y la IACC (Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba) y el aeropuerto de La Habana nos han apoyado mucho”, afirmó el funcionario de Estados Unidos.

La compañía Havanatur, que en el futuro será el principal gestionador de Delta Airlines en Cuba, convenió con la línea aérea en función de la expansión de ésta en la isla.

Donald Trump, cuando arribe al despacho oval, será el que decidirá si continúa las relaciones con el país caribeño, cuestión esta que definirá la estrategia de acercamiento con la mayor isla de las Antillas