El Caucus Hispano del Congreso (CHC), integrado por una treintena de legisladores demócratas, votó en contra de la adhesión que había solicitado el representante por Florida Carlos Curbelo, luego de un tira y afloja en las últimas semanas.

El político cubanoamericano no podrá afiliarse a ese grupo de legisladores de origen latino.

Curbelo representa a un distrito de fuerte presencia hispana en Miami, que los demócratas desean recuperar en las elecciones legislativas de 2018.

“Tras la debida consideración, el CHC decidió no aceptar la solicitud del representante Curbelo de unirse al Caucus”, confirmado por un portavoz del grupo en un comunicado.

Carlos Paz, el portavoz de CHC, dijo: “El Caucus Hispano del Congreso no es sólo una organización para hispanos. Es un Caucus que representa ciertos valores. Este voto refleja la posición de muchos de nuestros miembros de que el representante Curbelo y su historial no son coherentes con esos valores”, añadió el vocero.

De acuerdo al diario “Politico”, algunos miembros del CHC, no ven con buenos ojos el rechazo del cubanoamericano a apoyar el llamado “Dream Act”, proyecto de ley para regularizar a los beneficiarios de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia).

Carlos Curbelo acusó a los demócratas de impedir su afiliación al Caucus por el mero hecho de ser republicano, que de ser así sería una actitud excluyente de ese grupo, de acuerdo a que en una nación libre y democrática es de obligatoriedad el disenso.

Fundado en 1976, el Caucus Hispano tiene como objetivo impulsar a través del proceso legislativo los intereses de la comunidad hispana en Estados Unidos, Puerto Rico y otros territorios estadounidenses.

(Con información de Hoy Los Ángeles)