El sábado 21 de abril, a las 8:00 pm, el cantautor cubano Amaury Gutiérrez, se estará presentando en el Seminole Theater, será la primera vez que el músico haga contacto con el público de Homestead.

En conversación con El Nuevo Herald, Amaury dijo: “me siento muy emocionado con esta presentación que me acercará a una audiencia desconocida para mí. El teatro es lindísimo y el sonido es de primera”.

Los boletos oscilan entre los $50 y $40, puede comprarlos a través de la página web: www.evenbrite.com, o de igual modo llamar al 786-650-2073, el Sinole Theater está ubicado en 18 N. Krome Ave. Homestead, Fl, 33030.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El recital lo producen Roxy’s Agency y Valen Production, acerca del programa el cantautor expresó que incluirá temas tan conocidos como Perdóname todo, Remolino y Se me escapa el alma. Anunció también que habrá un segmento dedicado a boleros clásicos cubanos.

“El bolero es parte fundamental de nuestra cultura. Un cubano que no cante boleros es como un español que no se sepa una sevillana”, confesó Gutiérrez.

Recientemente el músico cubano grabó el primer álbum con banda (Luz Records/ SONY Latin), en Mazatlán, México con La Original Banda Limón, se titula “Hacer el amor”.

“Sé que estoy corriendo todos los riesgos en un género en el que nunca he incursionado. Pero la experiencia valió la pena ya que tuve la oportunidad de grabar con una de las mejores bandas de México. Espero que al público le guste porque fue un trabajo hecho con mucho amor”, comentó el compositor cubano de 54 años.

Entrevista con Amaury Gutierrez

“El disco es un pretexto para homenajear a México, un país al que le debo todo”, explicó el intérprete de “Yo sé que es mentira” (1999).

El cubano residió en el país azteca durante 11 años, donde alcanzó popularidad, y escribió canciones para músicos como Luis Fonsi, Emmanuel, Manuel Mijares, Gilberto Santa Rosa, entre otros. Ahora reside en Miami, y se sintió tan en confianza con el diario miamense que explicó que siempre siente miedo al salir al escenario.

“En los primeros minutos de la función me siento como un niño indefenso, pero después de la tercera canción el miedo se disipa y me entrego al público hasta el aplauso final”, detalló Amaury.

Sobre su experiencia en su tierra natal, Cuba, el cantante expresó que se la pasaba trabajando, porque “ya bastante tiempo perdí cuando vivía en Cuba, donde no tuve las oportunidades que encontré afuera desde que decidí marcharme en 1993. Pero también debo reconocer que sin el apoyo de los medios, la comunidad artística y sin el cariño del público no estuviera tan vigente”.

Pese a los comentarios en contra del Gobierno cubano del músico, y la censura existente en la Isla, Amaury es escuchado por los cubanos dentro de la Isla, al respecto dijo:

“El veto a los artistas que no comulgan con aquel régimen es una práctica común en las dictaduras, y la cubana, que es la peor de todas, no es una excepción. Cuba es el único país de Hispanoamérica donde nunca me han invitado a cantar. Para las autoridades culturales de allá estoy escondido, vetado y enterrado. Sin embargo, pese a todas prohibiciones, la gente escucha mis discos, aunque no circulen oficialmente en el mercado”.

(Con información de Martí Noticias)