El lunes en la tarde, el general Raúl Castro, visitó la sede de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Santiago de Cuba. Cuando se despidió de un grupo de santiagueros reunidos frentes al lugar, Castro gritó: “El 26 de julio les hablo”.

Para esa fecha se supone que Raúl Castro, ya no sea el presidente de Cuba, pues como el mismo anunció piensa retirarse en febrero de 2018. No obstante, los cubanos tendrán que seguir escuchando los discursos del militar, y todo apunta seguir bajo su mando, aunque Miguel Díaz-Canel, o quien sea que pongan ejerza con la apariencia de un presidente, pero no sea más que una figura decorativa, o una marioneta manejada por el castrismo.

La promesa confirma que Castro continuará como primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, único partido legal en el país.

Raúl llegó a Santiago procedente de Antigua y Barbuda, luego de asistir a una sesión especial de la Asamblea de la Organización de Estados del Caribe Oriental.

En ese país estuvo al frente de otro homenaje a Fidel Castro, además de encabezar una visita oficial a Antigua y Barbuda.

Según el sitio oficialista Cubadebate, Castro se reunió en Oriente con las máximas autoridades del Partido Comunista y del Gobierno de Santiago, Lázaro Expósito Canto y Beatriz Jhonson Urrutia.

Fuera de la sede de la Asamblea Provincial, un vídeo captó a un hombre alabando al octogenario militar y diciéndole se cuidara.

En la prensa estatal cubana, no se refleja que Castro haya hablado de las fuertes lluvias que han azotado el oriente cubano desde el domingo, y que en Holguín han afectado alrededor de 500 viviendas.

En cuanto a la sucesión de poder en Cuba; ni los cubanos de fuera ni los de dentro tienen muchas esperanzas de cambio.

(Con información de Diario de Cuba)