Un analista cubano que publicó un artículo en el periódico Granma asegura que “las distorsiones que crea la dualidad monetaria favorecen a las formas de gestión no estatales” y el resultado es que el personal altamente calificado emigra hacia plazas que no exijan tanto y que tengan una mejor paga.

Por su parte, Ariel Terrero considera que el flujo actual de las dos monedas constituye un freno al desarrollo del país en sectores como los mercado agropecuarios, la contabilidad de las empresas o las gestiones bancarias.

Sin embargo, el especialista justifica esa demora y la atribuye a los elevados costos que podría tener.

“Pero habrá que buscarla (la solución) más temprano que tarde, porque la dilación del problema tiene igualmente costos económicos para las empresas y la sociedad, visibles ya”, asegura de igual manera.

Según señala Cibercuba, el artículo publicado en Granma simpatiza con el discurso del presidente Raúl Castro en la reciente sesión de la Asamble Nacional en donde reconoció qie la eliminación de la doble moneda no solucionará los problemas económicos del país “por el impacto que tendrá en todas las esferas del quehacer económico y social de la nación. Sin resolver eso es difícil avanzar correctamente”.