Este sábado en Guantánamo, las autoridades cubanas detuvieron al periodista Manuel Alejandro León Velázquez, y a Yaremis Buqueriget, mientras realizaba una filmación en barrios marginales de la localidad conocida como “Llega y pon”.

Las detenciones no sólo fueron arbitrarias, sino que además decomisaron los equipos de trabajo, de ambos reporteros de Palenque Visión. Todo esto tuvo lugar en la víspera del Día de los Derechos Humanos.

El director de Palenque Visión, Rolando Rodríguez Lobaina, puntualizó a través de Facebook, que “a Buqueriget le abrieron un expediente predelictivo por Peligrosidad Social, le ocuparon un teléfono inteligente, un estabilizador y un micrófono durante las dos horas en que estuvo arrestada”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La reportera fue objeto de amenazas, y el oficial de la Seguridad del Estado confirmó el objetivo del régimen de “aniquilar la agencia”, aseveró Lobaina.

Otra periodista, en esta ocasión, Yisel Aguilar Aguilera, fue impedida por la Seguridad del Estado, el viernes de trasladarse de Caimanera a Guantánamo.

Las autoridades interceptaron el auto en que el que viajaba y cerca del punto de control le ordenaron bajarse, contó León Velázquez a Martí Noticias.

A inicios de este mes, Palenque Visión publicó un informe en el que señala que exceptuando marzo y mayo de 2017, el resto de los meses del año se reportaron detenciones, confiscaciones y hostigamiento contra los periodistas independientes del grupo.

El decomiso de pertenencias de los reporteros, como grabadoras de audio digital, audífonos, teléfonos inteligentes, impresoras, hojas, laptops, discos, dinero ha estado a la orden del día.

(Con información de Martí Noticias)