Según informó El Nuevo Herald, Nelson Leonardo Fonseca, de 28 años, residente en Hialeah, y Luis Reyes de la misma edad, y residente en la ciudad del sol, fueron detenidos el pasado miércoles, por la policía, ambos son de nacionalidad cubana.

Fonseca y Reyes intentaban clonar tarjetas en una estación de gasolina Marathon, situada en 21055 Biscayne Boulevard, condado Miami-Dade.

Según los oficiales de policía, los cubanos “estaban manipulando las bombas de gasolina con el propósito de instalar dispositivos con los que robarse los datos de las tarjetas de crédito de los futuros clientes de la estación”.

De igual modo, las autoridades dijeron que “se percataron también de que la camioneta había sido adaptada para incorporarle dos cámaras que podían almacenar más de 1.200 galones de gasolina”.

Reyes, uno de los antillanos, se encontraba en libertad condicional por un arresto previo relacionado con el transporte ilegal de combustible.

Cuando lo arrestaron, el delincuente tenía consigo varias tarjetas de crédito recodificadas.

(Con información de El Nuevo Herald y Diario de Cuba)