El miércoles la Patrulla Fronteriza de EEUU y las Fuerza Unida de Acción Rápida (FURA) de la Policía puertorriqueña interceptaron a dos migrantes cubanos que ingresaron ilegalmente a Puerto Rico, a través de la costa suroeste, dio a conocer El Vocero.

El jefe de la patrulla de Ramey en Aguadilla, Ramiro Cerrillo explicó: “nuestra colaboración con FURA continúa dando resultados excelentes para detectar e interceptar intentos de contrabando”.

Un hombre y una mujer caminaban por la carretera estatal 303 en Cabo Rojo, al mediodía del miércoles, cuando las autoridades los encontraron los e interrogaron, y ambos afirmaron ser cubanos, según el medio local.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los balseros relataron que habían desembarcado sobre las 6:30 am, a bordo de una balsa que los oficiales encontraron en el sector Pitahaya de la costa boricua.

Agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense custodiaron a los cubanos, y los transportaron a la estación Ramey para procesarlos y deportarlos a Cuba.

Pese a la derogación de la política pies secos/pies mojados, los antillanos siguen arriesgando sus vida en el mar, por la difícil situación económica y política de la Isla.

Si el año pasado el flujo de migrantes cubanos se detuvo, y se reportó un descenso notable, en los últimos meses, el número de balseros interceptados ha vuelto a estar en alza.

(Con información de Diario de Cuba)