Este viernes llegó el regalo navideño anunciado por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha rubricado un paquete de reforma fiscal de 1.5 billones de dólares, la reestructuración considerada la más grande realizada en Estados Unidos, en los últimos 30 años, proporcionará recortes impositivos generosos a las corporaciones y a los norteamericanos más ricos, de igual modo recortes más pequeños para la clase media y las familias de bajos recursos.

Hoy por la mañana Trump tuiteó que se estaba alistando para la firma, antes de que fuera promulgada la ley en el Despacho Oval de la Casa Blanca; la ceremonia fue programada para efectuarse antes de que el presidente viaje a su residencia de invierno en Florida, para festejar allí junto a su familia la Navidad.

El paquete fiscal, desde el plano político significa el primer gran logro legislativo de los republicanos desde que Trump llegó a la presidencia.

(Con información de Mundo Hispánico)