Medio centenar de mujeres del grupo opositor Damas de Blanco, fueron arrestadas este domingo, como cada fin de semana en Cuba, la ola represiva contra la disidencia cubana se hace visible.

Este fue el 122 domingo de hostigamiento contra la campaña #Todos Marchamos, la cual intenta que se perciba la falta de libertades en la Isla caribeña, de igual modo exige la liberación de los presos políticos.

Lismary Quintana, dijo a Martí Noticias, que se encontraba en la sede del grupo durante la redada policial.

Quintana comentó, que la líder del grupo Berta Soler, y su esposo, el expreso político Ángel Moya, fueron detenidos abruptamente y de manera violenta, al salir de la sede en la barriada de Lawton.

“Había un fuerte operativo alrededor de la sede desde el jueves (…) La represión fue muy fuerte contra Berta Soler y Ángel Moya. El operativo les fue arriba, les dio golpes y los llevaron hasta la patrulla y en estos momentos están desaparecidos”, detalló Quintana.

“Después que se fueron Berta Soler y Ángel Moya, vino el acto de repudio y nos gritaron palabras obscenas, nos amenazaron, (nos dijeron) ‘salgan pa’ fuera, les vamos a dar golpes, mucha falta de respeto que es característico de ellos”, añadió la opositora.

Otros activistas de derechos humanos también fueron detenidos este domingo, mencionó Quintana, pero no puntualizó los nombres.

De 20 detenidas en la capital cubana, ya fueron liberadas 13. En Matanzas, fueron detenidas 19, en Palma Soriano 9, y en Holguín, 2.