En la actualidad se escuchan en las noticias y en cualquier conversación términos como árabe, musulmán, islámico, islamista y yihadista pero muchos no saben exactamente que significan.

Aquí les dejamos cuales son las Diferencias entre árabe, musulmán, islámico, islamista y yihadista.

Árabe

Define a toda persona nacida en un país de habla árabe. La condición de árabe no tiene nada que ver con la religión, la ideología política o el color de piel. Árabe no es sinónimo de musulmán. Los países árabes son 22: Egipto, Iraq, Jordania, Líbano, Arabia Saudita, Siria, Yemen, Libia, Sudán, Marruecos, Túnez, Kuwait, Argelia, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Qatar, Mauritania, Somalia, Palestina, Djibouti e islas Comores.

Musulmán

Es la persona que profesa la religión del profeta Mahoma. Este sí es un adjetivo religioso y totalmente independiente de la nacionalidad del individuo. Un europeo puede ser musulmán como un árabe puede ser cristiano. En un país árabe como el Líbano, hay casi la misma cantidad de musulmanes que de cristianos. A la vez, existen países de mayoría musulmana que no son árabes (caso de Indonesia o de Irán, por ejemplo).

Al igual que el cristianismo, el islam tiene varias ramas, las principales son la sunita y la chiita.

Islámico

Islámico es algo perteneciente o relacionado con la religión islámica: arquitectura islámica (de la Alhambra o la mezquita de Córdoba, por ejemplo), cultura islámica, etcétera.

Islamista

LLos términos islámico e islamista no tienen el mismo significado: islámico es aquello que está relacionado con el islam: cultura islámica, arquitectura islámica…, mientras que islamista hace referencia a quien propugna la aplicación de la ley islámica en la vida política.

Islamista es “una persona que a partir del islam crea una ideología política”. No es un terrorista, sino alguien que pertenece a un movimiento político que no tiene por qué apelar a la violencia para imponer su ideología.

Yihadista

Yihadista a aquél que usa la violencia para imponer la religión islámica. Pero es un término que, en el mundo árabe, tiene un significado diferente. Según explica Fundeú BBVA, la palabra yihad en árabe significa esfuerzo, en términos generales, y en el contexto religioso se entiende como el “afán por mejorar como individuo o colectividad dentro del camino espiritual de la fe islámica”. Es decir que, en el mundo árabe, originalmente el término no tiene un sentido violento.

Las propias organizaciones terroristas islámicas adoptaron el término yihad, dándole un sentido más bélico que religioso. Es por esto que los grupos terroristas que usan la violencia en nombre de Alá son designados con la expresión “yihad islámica” y la tendencia que conforman es llamada yihadismo.