El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel asiste a cuanto recital se realiza en la capital cubana, fue noticia que asistiera al concierto de Gente de Zona y Laura Pausini, al del mexicano Armando Manzanero, y a otras actividades culturales del país, para hacer suponer que está del lado de los artistas cubanos, cuando en realidad su discurso habla de continuismo y promete seguir oprimiendo el arte joven e independiente en la Isla.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Mientras opositores cubanos se quejan de un visible aumento de la represión en la Isla, que podría terminar con otra Primavera Negra, Díaz-Canel asistió en la noche de este lunes a un concierto de Los Van Van y la agrupación que integran sus hijos, DECUBA, en la Universidad de La Habana, en el marco del Festival Universitario del Libro y la Literatura.

“Estamos en el concierto del Festival Universitario del Libro y la Literatura en la histórica escalinata de la #UniversidadDeLaHabana”, escribió en Twitter el mandatario.

Añadiendo los hashtags “#SomosCuba #SomosContinuidad”.

En una de las imágenes subidas a las redes sociales, se ve al presidente cubano acompañado del rector de la Universidad de La Habana, Gustavo Cobreiro.

“Gran concierto tuvo lugar esta noche en la Escalinata de la Universidad de La Habana. La popular orquesta Los Van Van y la joven agrupación D’ Cuba amenizaron la actividad. Y para sorpresa de todos…nuestro Presidente Miguel Díaz Canel estuvo allí”, tuiteó Cobreiro.

Díaz-Canel que inauguró este mes una cuenta oficial en esa red social, parece querer tener un perfil bastante activo en Twitter, mientras esta red es la menos utilizada por los cubanos que viven dentro y fuera del país caribeño.
Esta mañana regresaba con un tuit que condena el embargo estadounidense hacia la Isla.

“Seguiremos reclamando sin descanso, el fin del cruel bloqueo económico, comercial y financiero contra #Cuba y la compensación justa a nuestro pueblo por el daño económico y material ocasionado en tantos años de agresión.#NoMasBloqueo #UnblockCuba #SomosCuba”, escribió.

Tal vez hasta Díaz-Canel tenga que cumplir con una cuota obligatoria de tweets al día o a la semana con mensajes propagandísticos para sostener el régimen cubano.