Este lunes se inauguró una escultura dedicada a Alicia Alonso en el Gran Teatro de La Habana, donde el Ballet Nacional de Cuba (BNC), ofreció una función de Don Quijote, con el motivo de celebrar el aniversario 59 del triunfo de la “Revolución”, dio a conocer la prensa oficialista.

Al evento asistieron, el primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el ministro de Cultura, Abel Prieto.

Realizada por los artistas José Villa Soberón y Gabriel Cisneros, la escultura en bronce, muestra a la Prima Ballerina bailando, informó la agencia estatal Prensa Latina.

Según Eusebio Leal, historiador de La Habana, que también acudió al Gran Teatro, la obra “deviene un homenaje de la nación cubana a una de sus hijas más destacadas, que ha colocado en el sitial más alto posible el nombre del país”.

Añadió que Alonso es “un espíritu excepcional” y que nadie en la Isla “ha recibido tan alto honor en vida”.

De acuerdo al historiador, “los más importantes pensadores cubanos a lo largo de décadas se han expresado de Alicia Alonso como de algo esencial en el nervio acerado de la cubanía”.

En el Gran Teatro de La Habana, que ha sido nombrado recientemente por el régimen Alicia Alonso, fue fundado hace 180 años, y la nueva escultura ahora se ubica en el descanso de la escalera de una de las entradas del coliseo.

La directora del BNC, y exbailarina es incondicional al castrismo. En 2003 estuvo entre los intelectuales y artistas cubanos que rubricaron una carta en apoyo al fusilamiento de tres hombres que secuestraron una embarcación para intentar desviarla rumbo a Estados Unidos.

También posee la Orden José Martí, la más alta distinción que concede la cúpula militar, y que han recibido dictadores y polémicas figuras a nivel mundial.

(Con información de Diario de Cuba)