Una holguinera presenta serios problemas de salud, según reportaje de CubaNet, la comisión médica le ofreció la posibilidad de hacer el reposo que requiere, cobrando un 60% de su sueldo, sin embargo Olga Leyva Torres fue despedida de su trabajo en la Isla.

Desde 2015 Olga presenta problemas de descompensación del corazón, y una ciatalgia crónica, además de que ha tenido mareos de la cervical, y se ha sometido a dos intervenciones quirúrgicas del corazón, según explica la cubana la comisión médica dio indicaciones para que la jubilaran, “y al pasar por la provincial…me dieron tabla 2, al 60% en la casa, la cual el director mío, y el jefe de recursos humanos no aceptó”, declaró la enferma.

Leyva Torres reclama haber sido despedida injustamente por el jefe de recursos humanos de la Unidad Empresarial Básica de Acueductos y Alcantarillados, donde Olga trabajaba.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“El me visita para darme la baja, yo acudo a la Dirección de Fiscalía Municipal”, según la reportera de CubaNet la holguinera reclamó el despido al sindicato, a la Dirección de Trabajo, y al órgano de justicia laboral, llevando su caso hasta el tribunal que falló en su contra.

El esposo de Olga, Eddy Moncada, administrador del combinado deportivo 2, detalló que también apeló al Supremo y obtuvo la misma respuesta, dado que todas las instancias legislativas responden a los mismos intereses del Gobierno cubano.

Leyva Torres en 25 años de trabajo para el Estado nunca fue sancionada, además la pareja cuenta que la salud de ella se deterioró más, cuando la trasladaron a trabajar más lejos.

Su esposo explica que su principal problema es que no puede viajar sola, Moncada cuenta que en Cuba es conocido que no hay transporte para los trabajadores, también relata que por una inquina hacia él, la mandaron a trabajar para Baguano, un lugar alejado del poblado de Tacajo, donde residen.

El matrimonio está pasando muchas dificultades económicas, el salario de Eddy es mínimo, y en medicamentos gastan 100 pesos mensuales, e incluso más.

Para Moncada es injusta la imagen que vende el Gobierno cubano al mundo, y pide que la información sea difundida para que el mundo la conozca.