Este jueves fue electo el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), quien ocupará el puesto será el obispo de Holguín, Emilio Aranguren Echeverría, dio a conocer el blog de la Iglesia Católica de la provincia.

Aranguren sustituirá en el cargo a Dionisio García, arzobispo de Santiago de Cuba, quien ejercía como presidente de la Conferencia de Obispos desde el 2009.

Para ello, los obispos cubanos se han reunido en el Santuario de El Cobre desde el 5 de noviembre.

En otros cargos quedaron, Arturo González Amador, obispo de Santa Clara, como vicepresidente de la COCC. Y Juan de Dios Hernández Ruíz, obispo auxiliar de La Habana como secretario.

Para la comisión permanente también resultaron electos, el arzobispo de La Habana, Juan García Rodríguez, y Dionisio García Ibañez.

“Pido a cada persona que rece una Ave María por mí”, dijo Mons. Aranguren, luego de saber que había sido elegido.

Comentó que desea realizar “un buen servicio de coordinación, animación y comunión”, de acuerdo a las peticiones del Papa Francisco.

“(Se trata de conseguir) una Iglesia de la escucha recíproca en la cual cada uno tiene algo que aprender: pueblo fiel, colegio episcopal, obispo de Roma. Los unos escuchando a los otros, y todos a la escucha del Espíritu Santo, el espíritu de verdad, para saber qué dice Él a la Iglesia”, puntualizó.

Emilio Aranguren Echeverría, nació en 1950 en Santa Clara, se ordenó como sacerdote en 1976, años más tardes en 1991, fue ordenado obispo auxiliar de Cienfuegos-Santa Clara; luego en 1995 obispo de Cienfuegos; y en 2005 fue designado obispo de Holguín.

(Con información de Diario de Cuba y Martí Noticias)