Desde el inicio del año fiscal, los Estados Unidos no han aceptado ni procesado las solicitudes para los cubanos que buscan el estatus de refugiado en los Estados Unidos, según informe semestral que el Departamento de Estado presentó al Congreso.

En cuestión de visados, recogió el Miami Herald, que según el informe hasta finales de julio, solo se emitieron 3,195 visas, lo que hace que sea altamente improbable que los números de las visas finales lleguen al pactado objetivo de 20,000 para los migrantes cubanos que no tienen familiares inmediatos en los Estados Unidos.

Mientras tanto, desde el comienzo del año fiscal el 1 de octubre de 2017 hasta el 3 de agosto, los oficiales consulares de los Estados Unidos emitieron solo 134 documentos de reunificación familiar, a pesar de que Estados Unidos tenía más de 20,000 solicitudes pendientes. El informe dijo que el Departamento de Estado y los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos estaban considerando opciones para que el programa de reunificación familiar pudiera continuar.

Después de la reducción de personal diplomático en la embajada en La Habana, los Estados Unidos cambiaron todas las operaciones de emisión de visa a excepción de la de emergencia a su embajada en Bogotá y luego a la embajada en Georgetown, Guyana. Los cubanos que desean visas para visitar los Estados Unidos también deben solicitar sus documentos en las oficinas consulares de los Estados Unidos fuera de Cuba.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Casi todo el procesamiento de visas en La Habana ha sido suspendido”, dijo el informe del Departamento de Estado, y el procesamiento de visas de inmigrantes para los cubanos en las últimas dos embajadas se está manejando a una “capacidad muy reducida”. Muchos cubanos tampoco pueden permitirse el lujo de hacer viajes a Guyana y Colombia para solicitar visas de migrante, especialmente porque no tienen ninguna garantía de que se otorgarán tales visas.



La migración cubana a los Estados Unidos se ha reducido considerablemente en general desde la reducción de la embajada y desde que Estados Unidos puso fin a una política preferencial para los migrantes cubanos en enero de 2017. Anteriormente, bajo la política de “pie húmedo, pie seco”, los cubanos que llegaban a las fronteras de los Estados Unidos sin visas recibian entrada automática en los Estados Unidos y se les permitía quedarse y obtener la residencia permanente después de haber estado en los Estados Unidos un año y un día.

Ahora los cubanos que intentan ingresar ilegalmente a los Estados Unidos y que no califican para recibir ayuda humanitaria están sujetos a ser retirados, poniéndolos en pie de igualdad con los inmigrantes potenciales de otros países.

Especialmente dramático es la reducción en el número de cubanos interceptados por la Guardia Costera mientras intentan llegar a Estados Unidos por mar.

En el año fiscal 2016, hubo 5.651 cubanos interceptados en el mar. Eso cayó a 1,606 en 2017. Y hasta el 14 de agosto de este año fiscal, 200 cubanos fueron recogidos en el mar. Si tienen un temor creíble de persecución si regresan a casa, generalmente son llevados a la Estación Naval de los Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo para su procesamiento. De lo contrario, en virtud de los acuerdos migratorios, son devueltos a Cuba.



La Guardia Costera de los EE. UU. y la Guardia Fronteriza de Cuba cooperan habitualmente en asuntos de migración marítima, incluidas las “operaciones de transferencia activa de blancos” en las que los cubanos persiguen una embarcación hasta que abandona las aguas territoriales de Cuba, lo que permite a la Guardia Costera interceptar la embarcación, según el informe.

Cuba patrulla su costa para prevenir el tráfico ilegal de personas y ha denunciado 27 casos de migración ilegal en lo que va de este año fiscal, según el informe.

La cantidad de cubanos que intentan llegar a los Estados Unidos viajando a través de América Latina hasta la frontera de los Estados Unidos con México también se ha reducido considerablemente este año fiscal. Durante el año fiscal 2017, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. tuvo 15,557 encuentros con cubanos en la frontera suroeste de los EE. UU. Hasta el 21 de agosto de este año fiscal, el número fue de 5,465 encuentros a lo largo de la frontera suroeste.