Un matrimonio de Florida que viajaba con su hijo de 10 años a México, encontró una cámara de video que estaba escondida en un camarote de un crucero de Carnival, según reporta Miami Herald.

La pareja, que prefirió el anonimato y no demandará a la empresa, señaló que solo está interesada en saber quiénes habían sido grabados por dicha cámara.

Por su parte Carnival dijo que ya había reportado el incidente a las autoridades, y señaló que después de una revisión de los técnicos llegaron a la conclusión de que “el dispositivo no estaba en funcionamiento”.