Este viernes el Departamento de Estado de Estados Unidos ha confirmado que son 24 personas las que resultaron afectadas por los ataques sónicos perpetrados contra diplomáticos estadounidenses en La Habana.

La portavoz Heather Nauert en un comunicado ha dicho: “No podemos descartar casos adicionales nuevos porque los profesionales médicos siguen evaluando a los miembros de la comunidad de la embajada”.

De los ataques poco se sabe hasta ahora, solamente que tuvieron lugar en el Hotel Capri, en el Hotel Nacional de Cuba y en las viviendas de los funcionarios norteamericanos, y aunque la investigación sigue su curso, el Departamento de Estado no ha querido culpar directamente al gobierno cubano de haber efectuado dichos ataques; solamente deja saber que es muy extraño que con los antecedentes del régimen cubano “no sepan nada” de los ataques acústicos contra los funcionarios extranjeros.

La pasada semana el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly afirmó que el gobierno cubano debió detener los ataques, que pudo haberlos detenido. Y el presidente estadounidense, Donald Trump considera que Cuba es “responsable”.

(Con información de Diario de Cuba)