Un grupo de cubanos que quedó varado en Laredo, México, después del fin de la política de pies secos pies mojados decidieron no lamentarse por su mala suerte y abrieron un restaurante de comida cubana en la ciudad.

Los cubanos contaron con la ayuda de un ciudadano mexicano que ahora los ayuda a administrar el lugar.

Ver Más
Gobierno de México deporta a Cuba a 49 cubanos

Este grupo ha encontrado una manera de adaptarse a su nueva situación además que el trabajo los hace tener la mente ocupada.