Decenas de manifestantes preocupados por los efectos de la industria del turismo en el pueblo de Cuba salieron a las calles del centro de Miami, el sábado.

Cerca de 50 personas se reunieron afuera de Bayside Marketplace para expresar su oposición al creciente número de estadounidenses que eligen viajar al país caribeño.

Manifestantes del grupo “Madres y mujeres contra la represión en Cuba”, o M.A.R. por Cuba, cantó “no a los cruceros, sí a la libertad”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Todos los turistas, todo su dinero va directamente al gobierno cubano para oprimir aún más al pueblo”, dijo la manifestante Claudia de la Vega. “En los últimos meses, hubo casos en los que no había agua para la gente, para el cubano promedio, porque todo se enviaba a los hoteles”.

El grupo estaba compuesto principalmente por exiliados cubanos.