Un nuevo proyecto de ley que se estudia por la administración Trump eliminaría la residencia para los extranjeros que soliciten ayuda social al gobierno federal y podría incluso costarles la deportación.

La periodista Gloria Ordaz aseguro que gracias a la ley de ajuste cubano que va separada a la ley de inmigración de Estados Unidos los cubanos podrían salvarse de verse afectados por esta medida.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Según abogados de inmigración, la ley de ajuste cubano no requiere a los que aplican demostrar que no va a ser una carga pública.

Si la propuesta de la administración Trump prospera muchos extranjeros se verán afectados.