Un gran número de cubanos en el aeropuerto de Miami protestaron y acusaron de estafa a la agencia de vuelos chárter Gulfstream Air Charter.

Los cubanos se molestaron por la cancelación de un vuelo con destino a Cuba y los pasajeros reclamaron que les buscaran una solución porque muchos tenían reservas y viaje organizado en la isla.

La agencia Chárter la pidió a los pasajeros que se retiraran y regresaran al dia siguiente para viajar pero los cubanos que tenían reservado su vuelo se negaban a dejar el aeropuerto.

Los pasajeros pedían que le trajeran un avión para poder viajar a Cuba.