Misael Valdés García, un cubano residente en EEUU fue de visita a ver a sus familiares a la Mayor de las Antillas, y aprovechó para participar en el debate de la nueva Constitución que tuvo lugar en su barrio, en Placetas, recoge CubaNet citando a Cibercuba.

Según el medio de prensa, Misael quiso ejercer su derecho como ciudadano cubano, y decidió pedir la palabra para proponer modificaciones al anteproyecto de la Carta Magna que se discute en la Isla.

Valdés García habló en la reunión de la necesidad de aprobar el pluripartidismo, entre otros temas, la mayoría de los participantes apoyaron su postura, sin embargo no todo fue tan fácil, al otro día la policía del régimen cubano le envió una citación.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Las autoridades le cuestionaron sobre su propuesta para aprobar el pluripartidismo, y agregaron que eso no sería posible “porque a ellos no les daba la gana”.

Asimismo Misael fue cuestionado por haber participado en el debate de barrio, siendo residente en el extranjero, pues supuestamente debió hacerlo a través de la página web que la cancillería cubana habilitó para ello.

Le comunicaron además, que logró hablar en su barrio porque “las personas que estaban en la mesa no tenían la preparación debida para impedirme asistir u opinar en la reunión”.

El cubano residente en Estados Unidos asegura que “hay que discutir, participar, proponer y no sentir miedo a ejercer nuestros derechos. La gente tiene que saber la verdad, porque la verdad nos hace libres. Y voy a Cuba otra vez en diciembre, y seguiré intentando despertar a mi pueblo del letargo”.

Hasta el momento no habían citado a sus familiares en la Isla, resaltó que después del debate sus vecinos se comportaron con él, como si nada, y la mayoría le dio la razón.

En una de sus intervenciones en el debate de barrio, Misael explicó “la anterior constitución de 1976 me fue impuesta porque yo solo tenía tres años cuando fue aprobada. Cada uno de los aquí presentes está escogiendo el futuro para sus hijos pequeños y nietos”.

Luego mencionó varios de los artículos que en su opinión deben ser modificados, de igual modo insistió en la necesidad de una sociedad pluripartidista.

“Ninguna constitución puede hacer mención a un partido (PCC) en específico porque si lo hace está discriminando, reprimiendo e imponiendo. Tampoco hacer mención a una ideología política. No puede ser ilegal pensar, expresar, reunirse y hacer protestas pacíficas en contra del PCC y validar la legalidad de reprimir y hasta matar por una ideología política (socialismo)”, añadió.

Finalmente propuso el pluripartidismo, y según testimonió “solo la persona que leía el anteproyecto” le replicaba.

Las mujeres a cargo de la reunión lo escucharon, y no intentaron silenciarlo, muchos de los allí presentes lo apoyaron, algunos preguntaron para qué Cuba necesitaba más de un partido político, y algunos relacionaron sus propuestas con la del líder opositor Jorge Luis García Pérez “Antúnez”.

Otro de los puntos expuestos por Valdés García, es solicitar que el Gobierno cubano reconozca el derecho a tener dos ciudadanías, a la unión de dos personas del mismo sexo, y también que se reconozca la eutanasia como derecho constitucional.

(Con información de CubaNet)