El ex copropietario de Presidente Supermarkets que se dio a la fuga después de que el amante de su esposa fue encontrado asesinado en el sur de la Florida hizo su primera aparición en un tribunal de Miami el viernes desde su arresto en España.

Manuel Marín, de 64 años, llevaba puesto una chaqueta para prevenir suicidio en su comparecencia ante el tribunal, donde se le ordenó permanecer tras las rejas sin fianza. Fue extraditado a España desde Miami esta semana para enfrentar cargos que incluyen asesinato en segundo grado, conspiración para cometer asesinato y secuestro.

Marin es uno de los cuatro sospechosos en el asesinato en junio de 2011 de Camilo Salazar, de 43 años, el amante secreto de la esposa de Marin, Jenny Marin. También acusados en la trama están los artistas marciales mixtos Alexis Vila Perdomo y Ariel Gandulla, y el entrenador de peleas y promotor Roberto Isaac. Vila-Perdomo e Isaac permanecen bajo custodia en Miami-Dade, pero se cree que Gandulla ha huido del país.

El cuerpo de Salazar fue encontrado en un camino de tierra en los Everglades de Florida en el noroeste de Miami-Dade. Fue atado, golpeado, torturado, le cortaron la garganta y le quemaron parcialmente el cuerpo, según un informe policial.

Su hijo Yaddiel Marin fue arrestado ayer acusado de brindarle ayuda financiera mientras se encontraba en España.