Un cubano que había emigrado a Perú en busca de un futuro mejor regreso a Cuba en vista de las leves reformas económicas para invertir en un negocio privado. El cubano invirtió 10 000 dólares en crear un parque infantil, una versión de “Disney” a lo cubano. El negocio está ubicado en Artemisa y se llama “Paraíso Infantil”, aquí les dejo el reporte del canal “América Tevé” sobre esta iniciativa privada en la isla.