google-internet-cubaUna entrevista del portal oficialista Cubadebate a el ingeniero Karel Pérez Alejo, desarrollador web y profesor universitario sobre la visitas de Google Ideas a Cuba dejo un llamado a desconfiar de sus intenciones.

“mi opinión es, primero, que no vino Google; vino Google Ideas, y vino por segunda vez. Google Ideas, que está muy cercano al Departamento de Estado, y en particular a Hillary Clinton, quien es probable que se postule para la presidencia por el Partido Demócrata. ¿Por qué hago la distinción entre Google y Google Ideas? Porque en esas dos visitas al país no ha venido nadie con un enfoque tecnológico, y al parecer por lo que ha trascendido de las conversaciones que ha habido, no se ha hablado de tecnología sino de política tecnológica.” dijo Karel Pérez Alejo en su entrevista.

“Google Ideas. Sus proyectos están enfocados, en esencia, a la subversión –a través del uso de la tecnología– en países con problemas con la libertad de expresión, como ellos lo entienden. Desde el punto de vista de un porciento de los funcionarios del Departamento de Estado, y de algunos de los directivos de Google, Cuba podría ser el lugar ideal para aplicar los productos de Google Ideas: “publica tu sitio conmigo, para que el gobierno cubano no lo cierre”; “navega por esta red protegida para que lo puedas hacer sin problemas”; “ponte a escribir la propuesta constitucional cubana”… Casi que lo que se está permitiendo con estas visitas es que haya un estudio sobre el terreno” dijo sobre las intenciones de Google.

A la pregunta si estaba siendo paranoico el ingeniero cubano respondió “no podemos ser ingenuos, sobre todo en este caso de la visita de Google Ideas. Sería muy diferente si en lugar de sus directivos, hubieran venido los de Google Glass, o los de Google Map. Pero, justamente, no fue el ala técnica de Google quien vino, fue el ala política, que es una extensión del Departamento de Estado. Si fuera con Yahoo Ideas sería el mismo criterio, porque no son cuestiones técnicas lo que les interesa. Te repito, no se puede ser ingenuo”.

Este ingeniero cubano tampoco parecía hablar desde un punto de vista técnico, todas sus opiniones estaban basadas en consideraciones políticas, es como ese refrán que dice “el ladrón cree que todo el mundo roba”.