A los cubanos se nos ha inculcado que todos los males de Cuba son culpa de Estados Unidos, que la causa de todas las ineficiencias y problemas de los cubanos son a consecuencia del embargo, de ahí nuestra costumbre de siempre culpar a otros de nuestros problemas. La realidad es que Cuba pese al embargo de los Estados Unidos ha tenido varios socios comerciales de países importantes en la economía mundial y ha tenido que cancelar los contratos porque el gobierno de la isla no paga sus obligaciones comerciales. La lista de países en este caso es larga, México, Alemania, Italia, Brasil, España y hasta la misma Rusia entre muchos otros han sido defraudados económicamente por el gobierno cubano.

La ultima de los funcionarios cubanos es sugerir un estudio para medir los efectos psicológicos del embargo entre los cubanos “Esta verdadera guerra económica, financiera y comercial a la que hemos estado sometidos desde hace cinco décadas, incide en la salud mental, de ahí el reto de nuestros psicólogos de conocer a profundidad dicho impacto” dijo Jorge González presidente de la Comisión Permanente de Salud y Deportes de la Asamblea Nacional. Si algo faltaba por escucharse era esto, estos señores deberían dedicar su tiempo a cómo hacer que Cuba sea un país más eficiente sin trabas que impidan el desarrollo personal y colectivo y dejar de inventarse estudios demagógicos. Cuba nunca va a mejorar mientras sigan buscando una causa externa a los problemas, los problemas de Cuba todos los conocemos y el tiempo de buscar excusas ya paso.