Según su Ministerio de Turismo, Cuba alcanzó los cuatro millones, de turistas internacionales en 2016. Esta situación, “representa un sobrecumplimiento de 6% en relación con lo previsto para el año y un alza de 13% frente a 2015”.

Los viajes a Cuba con fines educativos, culturales, deportivos y religiosos, han contribuido a suavizar los impedimentos que existían para que los estadounidenses viajaran a la Habana.

según fuente oficial, en el primer semestre de 2016, los viajeros de EE.UU, estuvieron en el tercer lugar entre los grupos más numerosos en arribar a la isla, “Las regiones que más aportaron a este resultado fueron América del Norte y Europa”, señaló el diario oficialista Granma.

Después de más de 50 años de discrepancias políticas, Cuba y Estados Unidos reanudaron relaciones diplomáticas en julio de 2015, pero el bloqueo a la isla que EE.UU decretó en 1962 sigue vigente.