El Gobierno de Cuba se abstuvo el pasado 29 de septiembre en la votación en Naciones Unidas por una resolución que condena la pena de muerte basada en la orientación sexual o la identidad de género de un individuo, según informa la ONU.

La resolución fue presentada por Bélgica, Benin, Costa Rica, Francia, México, Moldavia, Mongolia y Suiza; y la votación quedó con 27 votos a favor, 13 en contra y siete abstenciones entre ellas Cuba.

Cuba junto a Kenia, Nigeria, Túnez, Indonesia, Filipinas y Corea del Sur se abstuvieron de votar por la protección de los homosexuales.

La resolución condena “la imposición de la pena de muerte como una sanción por formas específicas de conducta, como la apostasía, la blasfemia, el adulterio y las relaciones consensuales del mismo sexo” y expresa “la grave preocupación de que la aplicación de la pena de muerte por adulterio sea desproporcionada impuesta a las mujeres”.

¿”Donde esta Mariela Castro ahora? ¿Tendrá algo que decir?