La televisión de la isla emitió el programa Las razones de Cuba, en donde intentó demostrar la seriedad con la que las autoridades llevaban el caso de los supuestos ataques acústicos a funcionarios de EEUU, reporta El Nuevo Herald.

Durante la emisión se revelaron nueve nombres de los posibles afectados, pero el Departamento de Estados aseguró que vieron el “video publicado en el canal oficial de YouTube del Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba. No podemos verificar la autenticidad o el contenido de los documentos que se muestran en el video”.

Pero un oficial aseguró que no todos los nombres eran los correctos. “Algunas de las personas en esa lista no fueron afectadas. Quién sabe por qué los cubanos hacen lo que hacen”.

Asimismo, en el programa apareció un documento del Ministerio del Interior en el que solicita a la clínica Cira García que entregue los “resúmenes de historias clínicas debidamente certificados de los ciudadanos que a continuación se relacionan, precisando si algunos de ellos han sido tratados en esa institución médica por afecciones auditivas y neurológicas que pudieran vincularse a daños en su sistema auditivo provocado por haber sido expuesto a niveles de sonidos que pudieran afectar su salud”.