El gobierno de Cuba ha lanzado una campaña para retirar licencias a muchos cuentapropistas que basan su negocio en la venta de ropas. El gobierno afirma que las licencias son para vender ropa concesionada por los propios cuentapropistas pero los trabajadores privados dicen que sus patentes no dicen eso. Los vendedores de ropa venden de todo, desde zapatos de marcas deportivas como Adidas y Puma hasta ropa interior de Victoria’s Secret. Las autoridades ven afectadas los ingresos de las tiendas estatales y van a por los cuentapropistas. Aquí les dejo este video con entrevistas a los afectados.

Ver Más
Marco Rubio opina sobre el vídeo en que Snoop Dogg dispara a un personaje vestido como Donald Trump