La potencia médica no tiene ninguna facultad de Medicina dentro del ranking de las 500 mejores universidades del mundo en 2018 publicado por la consultora británica QS.

Para el régimen cubano que se jacta en la esfera internacional de que la Isla posee un sistema de salud que según ellos está ubicado entre los mejores del mundo, de la profesionalidad de sus galenos, y calidad de su enseñanza, la no clasificación dentro de esta extensa lista podría ser un trago amargo.

Cuba posee escuelas internacionales de medicina donde estudian principalmente jóvenes de países pobres o en vías de desarrollo, y se vanagloria de la competitividad de sus médicos exportados a decenas de países.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Quienes estudian medicina en la Mayor de las Antillas, cuando regresan a sus países de orígenes a menudo se ven enfrentados a un examen de certificación, y en muchas ocasiones la falta de acreditación de muchos de estos recién graduados repercute en que sean rechazados por los sindicatos médicos de sus países.

QS confecciona esta tabla teniendo en cuenta parámetros como reputación académica o trabajos investigativos; y varias universidades de Latinoamérica si aparecen dentro de la lista.

Algunas de ellas son, la Universidad de São Paulo (lugar 51), Pontificia Universidad Católica de Chile (101), Universidad de Buenos Aires (UBA), Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Chile (151), o la Universidad de Puerto Rico (451), entre otras instituciones.

QS reveló que tampoco ninguna universidad cubana aparece en la lista de las 300 mejores instituciones de estudios superiores.

Y nuevamente otras universidades de América Latina están incluidas:

La Pontificia Universidad Católica de Chile en el puesto 21 lleva la delantera; la Universidad de Chile en el 41 y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el puesto 50.

Cursar la carrera de medicina en la Isla durante doce semestres puede llegar a costar más de 80 mil dólares, sin embargo esta cifra es menor en comparación con los costos de otras instituciones académicas en el resto del orbe.

La medicina cubana fue durante mucho tiempo el orgullo del fallecido Fidel Castro, y ha sido uno de los estandartes que exhibe el régimen comunista al mundo, sin embargo si durante algunas décadas realmente los servicios de salud cubanos fueron buenos, hoy en día la decadencia es notoria.

(Con información de Cubanet)