En Cuba intercambiar con un turista extranjero podría ser penado por la ley a discreción de los agentes de la policía que vigilan las calles. La ley está destinada a las jineteras y personas que buscan turistas para venderles productos como tabaco, ron u otros productos pero la policía a veces lo utiliza para eliminar cualquier contacto entre cubanos y ciudadanos extranjeros. Aquí les dejo el reporte de Martí Noticias sobre la Ley de asedio al turismo.