El gobierno de Cuba prepara acusaciones formales contra empresarios canadienses y británicos que trabajaban en tres empresas distintas dentro de Cuba según reporto la agencia “Reuters”. Los arrestos son parte de un esfuerzo del gobierno contra la corrupción que ha llevado al cierre de varias compañías extranjeras en la isla.

Los empresarios están acusados de delitos económicos y traspasar los límites permitidos en sus licencias de trabajo en Cuba. Sobornos para ganar contratos son algunos de los delitos económicos más frecuentes en Cuba sobre todo con compañías extranjeras. Los arrestos y detenciones también incluye a altos funcionarios cubanos implicados en casos de corrupción.

Los extranjeros se encuentran detenidos hasta el juicio y algunos otros están en libertad pero sin posibilidad de salir del pais hasta que no se aclare su implicación o no en los delitos. Luchar con la corrupción está bien pero debe hacerse en todas las esferas de la sociedad empezando por los lideres más altos del gobierno que viven impunes sin que nadie los pueda cuestionar.