La especialista de la empresa de comunicaciones británica Skift Hannah Sampson indicó, “de repente La Habana está impulsando todos los itinerarios caribeños”. Cuba escala prohibida de años anteriores, se agrega a los destinos turísticos internacionales.

Celestyal Cruises, empresa de cruceros con sede en Chipre, ofreció este año sus camarotes a pasajeros estadounidenses, que viajen dentro de lo establecido en los programas P2P. Estos cruceros desde 2014 venían operando el destino Cuba, combinado con Jamaica.

Frank Del Rio, presidente de Norwegian Cruise Line Holdings, como un profeta expresó, que pronto veríamos un crucero en La Habana todos los días de cada semana.

“Visite a Cuba mientras pueda”, encabeza todas las promociones para viajar a Cuba en estos momentos, sembrando la incertidumbre de que pasará referente a esto, cuando el nuevo inquilino se instale en la Casa Blanca.

Conde Nast Traveler, llevó a cabo una encuesta entre expertos de la Industria Turística. Teniendo en cuenta lo expresado por Henrietta Loyd, de Cazenove & Loyd, las manifestaciones de Trump de cambiar lo establecido, han incrementado las consultas y las reservas para intentar viajar a Cuba, ahora que existen las posibilidades después de que se establecieron las relaciones entre Washington y La Habana.