Luego del intento de atentado al dictador venezolano Nicolás Maduro, y de que éste responsabilizara a la oposición apoyada por EEUU, y a su homólogo colombiano Juan Manuel Santos; el régimen de La Habana calificó de “acto de terrorismo que pretende desconocer la voluntad del pueblo venezolano” el incidente ocurrido durante un desfile militar el sábado en Caracas.

Diario de Cuba recogió que el ministro de Comunicación del país suramericano, Jorge Rodríguez confirmó ayer que el autócrata fue víctima de un atentado con “artefactos voladores de tipo dron que contenían una carga explosiva”.

Por su parte Cuba aliado político y económico de ese país se refirió a una “operación en marcha contra el Gobierno legítimo de Venezuela, como parte de la política de hostigamiento del imperialismo por derrocar la Revolución Bolivariana, que incluye la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva de los Estados Unidos que califica a Venezuela como ‘una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior’”.

Asimismo el Gobierno cubano expresó “su plena e inquebrantable solidaridad con Venezuela y el irrestricto apoyo al presidente Nicolás Maduro Moros y a la unión cívico-militar del pueblo bolivariano y chavista”.

El pasado 17 de julio en el marco del XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel expresó que “luchar por Venezuela es luchar por la integración de la región, por el respeto a la soberanía y la independencia de Nuestra América”, esas palabras fueron citadas en este contexto a través de un comunicado del MINREX.

Hace unas semanas atrás salió a la luz un reportaje que indicaba que el régimen de La Habana recibe de manos de Venezuela unos 55 mil barriles de petróleo diario.

Cuba se juega mucho en ese país suramericano, y lo sabe, los tiempos en que la URSS daba privilegios a la Isla, ya es cosa de otro siglo, y aunque actualmente Rusia es un socio económico, no otorga las mimas regalías.

La Habana pretende seguir intercambiando petróleo por agentes de inteligencia con Caracas hasta las últimas consecuencias.

(Con información de Diario de Cuba)