A través de la Comisión Nacional Electoral, creada este jueves en Cuba, autoridades cubanas buscan “organizar, dirigir y validar” el proceso electoral que definirá el próximo presidente de Cuba tras la salida de Raúl Castro en el 2018, reporta la agencia EFE.

Por su parte, la oposición busca postular candidatos que no pertenezcan al Partido Comunista de Cuba o en organizaciones oficialistas, es por eso que la mayoría de los aspirantes pertenecen a plataformas como #Otro18 o Cuba Decide.

Ante esta nueva ola de acciones, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Ana María Machado, exigió “legalidad, transparencia e imparcialidad en cada una de las etapas de las votaciones”.