La actual consejera principal del presidente Donald Trump para comunicaciones estratégicas, es la cubanoamericana Mercedes (Mercy) Viana-Schlapp, y podría convertirse en directora de comunicaciones de la Casa Blanca, reemplazando a Hope Hicks de 29 años quien anunció el miércoles su renuncia.

¿Cuáles son las razones que podrían llevar a la asesora de origen cubano a ocupar el puesto de directora de comunicaciones de la Administración Trump?

Viana-Schlapp es una prominente consultora del Partido Republicano, aparecía regularmente en Fox News y escribía una columna en el Washington Times. Durante la administración de George W. Bush, llegó a ser directora de Prensa Especializada para el presidente.

La instruida consejera para comunicaciones, es una antigua residente de Washington, hija del prisionero político cubano, José Viana, y esposa del líder de la Unión Conservadora Americana, Matt Schlapp.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Según el Washington Post, desde que Trump asumió el cargo han pasado por ese puesto cinco personas, Anthony Scaramucci, Sean Spicer, Jason Miller, Mike Dunke y por último Hope Hicks quien estuvo desempeñando el cargo durante 196 días.

La joven ocupaba el escritorio más cercano a la Oficina Oval en el Ala Oeste, y ha sido una figura central o testigo en casi cada suceso o controversia de la campaña presidencial de Donald Trump.

Viana-Schlapp, de 45 años y madre de cinco hijas, es graduada de la Universidad Internacional de la Florida, con una Maestría en Relaciones Internacionales de la Universidad George Washington, y sería la candidata perfecta para asumir el rol de directora de comunicaciones estratégicas en la Casa Blanca, lo que significa ser la guardiana del presidente ante los medios de comunicación.

(Con información de Martí Noticias)