Cuba desde hace casi 5 años inició el programa para desplegar la televisión digital terrestre, pero la población cubana, temerosa ante la llegada del apagón analógico, ha encontrado en el camino más de un obstáculo que impide disfrutar cómodamente de la novedosa tecnología.

Para recibir la señal digital, se necesita un receptor que reciba la norma DTMB en 6Mhz. Se puede lograr también con un televisor híbrido con capacidad de captar TVD con norma DTMB (Digital Terrestrial Multimedia Broadcast), o una caja decodificadora DTMB conectada a un televisor analógico.

Pagar en Cuba399 CUC por un TV LCD-32 pulgadas marca ATEC, más costoso que televisores de marcas reconocidas, es algo verdaderamente risible. Para ello, un cubano tendría que guardar completo su salario durante 22 meses. ¿Cómo vender tan caro un equipo que se ensambla en esta pequeña Isla? ¿Cómo un cubano de a pie podría pagar algo así, si según el último Censo de población y viviendas existen 3,7 millones de televisores de los cuales 760 mil aún son en blanco y negro?

Compra la cajita o no verás más TV

Finalmente, como era de esperar, la mayoría de los cubanos han optado por la oferta “más barata”: La cajita decodificadora. Eso no significa que se la mejor, pero sí es la opción que más aparece en las tiendas. Tampoco resulta fácil deshacerse de los televisores analógicos que muchos cubanos tienen, y de los cuales, aún se están pagando créditos por haber adquirido televisores Panda y HAIER de tubos de pantalla que se vendieron hace unos años en Cuba.

Con el anuncio de la tecnología digital, las tiendas se abarrotaron de personas y de revendedores también. Primero se vendieron cajas de definición estándar de unos 30 CUC, luego se dijo que para disfrutar de los dos nuevos canales en HD habría que comprar la cajita de alta definición al precio de 49.90CUC, y hace solo unos meses se anunció la salida de una cajita con sistema Android que permite la conexión a redes WiFi y almacenamiento interno, pero que aún no se comercializa. Por su puesto, después caminar horas por las tiendas, solo podrás ver la estándar y en algunos lugares.

Respeto y consideración para el consumidor cubano

En un principio, el gobierno comercializó TV ATEC Híbrido 21D12D, pero una vez que salieron los canales en HD la señal se oía, pero no se recibía la imagen. Según un especialista del Instituto de Investigación y Desarrollo de Telecomunicaciones (LACETEL) este equipo no tenía el chipset incorporado para ver la señal en alta definición.

Increíblemente, después de haberse vendido los primeros televisores y cajitas, de los cuales muchos ya han ido al taller, es que se dio a conocer la salida de equipos para recibir la señal en HD. Es cierto que la tecnología marcha así de rápido en el mundo entero, pero si eso también sucede en Cuba, habrá que tener al menos en cuenta mejores opciones para que las personas puedan adquirirlas.

Después de los disgustos y desilusiones por los temas de marca, Precios y Calidad, los cubanos tienen que hacer otras inversiones para ver la famosa TV digital. Se suma también la copra de antenas exteriores, bajantes y conectores para cable coaxial, que casi ni aparecen en las tiendas. La solución: Nuevamente acudir al “mercado negro”, donde no solo hay estos aditamentos, sino que también se ofrecen servicios de instalaciones a domicilio, con precios exorbitantes.

¿Bajarán los precios, para que los cubanos, incluso los jubilados, puedan acceder a la televisión digital?

No basta solo que Cuba dé el paso hacia esta novedosa tecnología, sino se piensa en mecanismos más asequibles para el consumidor.